var gaJsHost = ((https: == document.location.protocol) ? https://ssl. : http://www.); document.write(\\\/script ); var pageTracker = _gat._getTracker(UA-3222485-1); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
TITULO
 


2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13

 
 

11. La basura espacial

 
 

El punto de partida (si has cortado la actividad) es ejecutar el archivo bola Activity7 situado en la carpeta local: \Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave bola ejecuta el archivo Sound-A7.celx que está situado en la carpeta \Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.

  1. Desde el lanzamiento del Sputnik en el año 1957, los seres humanos han lanzado miles de dispositivos muy diversos sobre el espacio, por encima nuestro plantea. El problema es que, actualmente el espacio ya no está tan vacío, al menos cerca de la Tierra, debido a que en estas misiones, también hemos puesto órbita gran cantidad de lo que llamamos "basura espacial". Esta basura espacial está compuesta por pequeños trozos de cohetes o de cápsulas espaciales, manchas de pintura, piezas de metal y de plástico desechados, partes abandonadas de los cohetes impulsores, herramientas perdidas por los astronautas en los paseos espaciales, satélites destruídos en órbita (en 2007, China ensayó un sistema de misiles para derribar un viejo satélite, lo que liberó más de 2.000 pedazos mayores que una pelota de golf), etc. En la actualidad hay más de 10 millones de piezas de desechos en órbita, cantidad que no es nada pequeña.
  2. Esta basura ha provocado incluso colisiones. Casi todas las cápsulas espaciales colocadas en el espacio (y también todas las estaciones espaciales), se han visto afectadas por impactos de pequeños micrometeoritos y otros sólidos en movimiento a alta velocidad. Uno solo de estos trozos, moviéndose a tan alta velocidad, puede ocasionar daños considerables en el fuselaje y las ventanas delanteras de los transbordadores espaciales.
  3. La posibilidad de que un accidente grave se produzca, aumenta proporcionalmente con el número de piezas que pululan por el espacio. Afortunadamente, hasta ahora, los daños provocados no han sido catastróficos y no han producido pérdidas de vidas humenas. Se han producido situaciones de máximo riesgo. En 2007, un Airbus en vuelo desde Santiago de Chile a Auckland (Nueva Zelanda), estuvo a punto de ser golpeado por un trozo de chatarra de un viejo satélite ruso que adelantó su reentrada en la atmósfera. La Estación Espacial Internacional ha tenido que efectuar ocho maniobras de evasión para evitar impactos con esta basura espacial.
  4. Alrededor de la Tierra, el impacto de un pedazo de basura metálica ha provocado la pérdida de uno de los satélites artificiales que orbitan la Tierra.
  5. En febrero de 2009, un satélite militar ruso (no operativo desde 1995) colisionó con otro perteneciente a la compañía estadounidense de telecomunicaciones Iridium, a una altura de 790 kilómetros sobre Siberia. La colisión produjo dos nubes de basura espacial a altitudes entre 500 y 1.300 kilómetros. Estos pedazos podrían representar un peligro para otros satélites, por impacto directo o por colisiones en cascada con otros objetos que orbitan la Tierra.
  6. Según las leyes de la física, la energía cinética de una pequeña pieza de mármol, del tamaño de los desechos espaciales moviéndose a 37.000 km/h, es similar a energía potencial que produce hacer caer una caja fuerte de 200 kilos desde una altura de 10 pisos. En otras palabras, si te colocas debajo de la caja fuerte, estás muerto. Lo mismo le ocurriría a un astronauta, si esta basura espacial le encuentra en su camino.
  7. Según fuentes del gobierno de los EE.UU., la Fuerza Aérea de los EE.UU. realiza el seguimiento a través de radar, de unos 18.000 objetos de esta basura espacial. Vamos a visitar uno de ellos. Para ello, haz clic bola aquí. Delante verás pasar una vieja pieza de uno de los cohetes utilizados por los EE.UU. en el programa Apolo. Hemos ralentizado el tiempo (1/10 x), aún así se mueve muy rápido. ¡Es grande! (de unos 10 metros de largo). ¿Cómo sería a chocar con él a tan alta velocidad?
  8. Imagina un objeto con una masa de un camión cisterna cargado que viene hacia ti a esa velocidad. Seguro que ahora puedes entender por qué mucha gente está realmente preocupada por la seguridad de las personas que trabajan en el espacio! Lamentablemente, no hay mucho que podemos hacer al respecto. No se puede volar un pedazo de chatarra espacial, porque entonces habría, en su lugar, miles de piezas ahora más pequeñas, todos ellos viajando a la misma velocidad. Todo lo que podemos hacer es localizarlos, y tratar de mantenernos lejos de su alcance. Puedes observarlo de cerca haciendo clic bola aquí.
 
 
flecha