var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 

















 
 

15. Los cometas.

 
  Punto de partida. Cometa Halley.  
 
El punto de partida es ejecutar el archivo Activity4E situado en la carpeta local: \Archivos de programa\Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave ejecuta el archivo Sound-A4E.celx (ojo ahora es el 4E) que está situado en la carpeta \Archivos de programa\Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.
 
  1. El Sistema Solar es muy grande. Nuestro viaje ha sido amplio, extendiéndose desde el Sol a Plutón y más allá. Sin embargo el espacio que se encuentra pasado Plutón, lejos del Sol, es el reino (hogar) de los Cometas. Un cometa es una gran y sucia bola de nieve, una mezcla de rocas, hielo de agua, metano helado y otros hidrocarbonos compactados densamente. Piensa en un cometa como en una pesada y sucia pelota de nieve.
  2. Los cometas son muy antigüos, tanto como el propio Sistema Solar. Se formaron hace unos 4.600 millones de años de la misma nebulosa de materiales que el resto del Sistema Solar, se formaron por la gravedad en los bordes exteriores de la nebulosa y vagan en el espacio desde entonces. Lo que es tan sorprendente es que haya tantos. Una estimación elevó su número por encima del billón (un millón de millones).
  3. Hay cometas de todos los tamaños, desde diminutas bolas de nieve del tamaño de un balón de baloncesto hasta objetos del tamaño de una luna de cientos de millas de lado a lado. Generalmente orbitan al Sol en dos áreas de concentración. Una es el Cinturón de Kuiper, del que ya hemos hablado.
  4. La otra zona se llama La Nube de Oort. Está MUY lejos del Sol. Algunas estimaciones ponen su parte más lejana en 1 año-luz (unos 9'6 billones de kilómetros). Si eso es cierto, el tamaño de nuestro Sistema Solar y la influencia gravitacional de nuestro Sol son enormes – 9'6 billones de kilómetros o más de radio.
  5. Te sorprenderías si supieras que te encuentras a diario con materia de los cometas. De hecho estás hecho de esa materia. Durante los primeros días de nuestro Sistema Solar, los cometas fueron numerosos no solo en la nube de Oort y en el Cinturón de Kuiper, sino también en el Sistema Solar Interior. Fueron atraídos por la gravedad de la Tierra y estuvieron cayendo por millones cada año. Hoy en día, al igual que los asteroides, los cometas colisionan ocasionalmente unos con otros, o se ven perturbados en sus distantes órbitas por otros objetos del espacio que los atraen con su gravedad. Cuando esto ocurre, son descolocados hacia una nueva órbita, que a veces los dispone en curso de colisión con la Tierra o con otro planeta.
  6. Si uno de gran tamaño nos golpeara, podría tener el mismo efecto devastador en la Tierra que un asteroide, provocando un evento de extinción. Afortunadamente estos son muy raros. Aún así incluso hoy por hoy, un puñado de cometas impactan en la Tierra cada día. La mayoría no son mayores que un balón de baloncesto y se deshacen rápidamente mientras caen a la Tierra, pero aún así el golpeteo es diario.
  7. Al estar formados por hielo de agua y roca, su agua se mezcla con el agua de la Tierra, sumándose a la de los océanos. Han estado impactando en la Tierra durante 4.000 millones de años. Algunos científicos han estimado que el 60% de toda el agua de la Tierra proviene de lo cometas que han impactado durante milenios.

    ¡Lo cierto es cada vez que tomes un sorbo de agua estarás consumiendo un trocito de cometa! ¡al estar compuesto por un 70% de agua, tú mismo estás parcialmente hecho de cometas! ¡Que no te quepa la duda!

  8. En julio de 1994, un enorme cometa colisionó con Júpiter y se pudo observar desde La Tierra. Fue el Cometa Shoemaker-Levy 9. En el transcurso de varias semanas, pudimos observar cómo se acercaba a Júpiter, cómo la poderosa gravedad del planeta arrancaba la cola del cometa y que además se rompía en 21 fragmentos separados, una verdadera sorpresa para todos los científicos.
  9. shoemaker-levy1

    El Telescopio Espacial Hubble fotografió esos fragmentos, como se ve en este imagen.

    Cuando se produjeron los impactos finalmente, el mundo vio, a través de la televisión, a Júpiter neutralizando cada uno de los impactos producidos por cada fragmento.

  10. Los fragmentos causaban enormes boquetes en la atmósfera del planeta, eran tan grandes que la totalidad de la Tierra podría encajar en muchos de ellos. La devastación de los impactos fue evidente. De hecho, la espesa atmósfera de Júpiter necesitó de más de un año para recuperarse de estos violentos impactos. Ver vídeo sobre esta colisión
  11. Si el cometa Shoemaker-Levy 9 hubiera golpeado la Tierra, habría extinguido la mayor parte de la vida en nuestro planeta. Hace tres años, los científicos descubrieron una cadena de antiguos cráteres de impacto en África con una antigüedad de más de 350 millones de años. Ellos piensan los cráteres de impactos representan los impactos de un cometa que también se rompió en pedazos y golpeó la Tierra en ese momento. Hay pruebas de que una extinción en masa se produjo en torno a ese momento. ¿Podría un cometa haber llevado a cabo la extinción de gran parte de la vida en la Tierra mucho antes del impacto del asteroide que causó la muerte de los dinosaurios hace 65 millones de años? Probablemente sí. Incluso en Hollywood se trata este tema (recordemos la película de enorme éxito "Deep Impact").
  12. Visitemos un famoso cometa. La Celestia 2 ha sido programada para retroceder en el tiempo hasta 1986 y encontrarse con el… Cometa Halley (nombrado así en honor de la persona que lo descubrió y lo clasificó como cometa). Para viajar hasta él, haz clic aquí. Rodeando al Halley habrá un halo azulado formado por vapor de agua y gases hidrocarbonados, gotas de vapor de agua y partículas de polvo de roca arrancados del cometa por el calor del Sol. Esta ‘atmósfera’ del cometa se llama Coma.
  13. Al incidir la radiación del Sol en ella, arranca un haz llamado Cola del cometa, que llega a ser de gran longitud. Para confirmar la dirección a la que apunta, haz clic aquí, y usando el botón derecho del ratón, haz rotar la escena y determina exactamente a qué apunta siempre esa cola (o de dónde proviene su dirección).
  14. La parte principal del cometa, el gran trozo de roca que ves, es llamado el Núcleo del cometa. Pulsa la tecla [G] para ver el núcleo del cometa. Usando el botón derecho del ratón gira tu vista y observa al Halley desde todos los lados.
  15. Halley es un gran cometa con mucho hielo, lo que implica una gran, brillante y visible cola, cuando este entra en el Sistema Solar Interior. La trayectoria de su órbita le hace dar una vuelta al Sol cada 76 años. La última vez que vino a las cercanías de la Tierra fue en 1986, luego pasarán otros 76 años antes de que regrese. ¿Qué edad tendrás tú entonces?
  16. Esto es lo que verás si buscas al Halley desde la Tierra en el 2061. La vista es un espectacular amanecer de Junio, con los planetas Mercurio, Saturno, Neptuno y Júpiter elevándose al mismo tiempo que el Sol y el cometa Halley. Haz clic aquí. Desactiva la opción [Cockpit]. Observa el desarrollo de esta increíble vista (merece la pena la espera).
  17. Para ver la órbita del Halley haz clic aquí. Serás transportado en tu nave muy lejos por encima del plano del Sistema Solar. La órbita del Halley se mostrará en rojo. Ahora rota la escena con tu botón derecho del ratón y determina la el alcance máximo de su órbita. ¿Termina entre Marte y Júpiter, entre Urano y Neptuno, más allá de Plutón, en el Cinturón de Kuiper…?
  18. Obviamente, dado que una parte de un cometa se evapora cada vez que llega al interior del Sistema Solar, el cometa va perdiendo masa lentamente. Con el tiempo, la única cosa que quedará de este cometa es el núcleo de roca, que no se derrite (no se evapora). Algún día, el cometa Halley no tendrá suficiente hielo para formar una cola y no será visible cuando esté cerca del Sol. Sin embargo, esto no le ocurre a la mayoría de los cometas pues están tan lejos del Sol, en órbitas lejanas en el Cinturón de Kuiper o la Nube de Oort, que nunca hace el sufiente calor para formar una cola o coma. Ellos han permanecido sin cambios durante miles de millones de años. También son casi invisibles a nuestros telescopios por esa razón.
  19. ¿No sería realmente increíble volar hasta un cometa para visitarlo... con una nave espacial real? Es una misión difícil que exige cálculos orbitales muy precisos. Bueno, de hecho este viaje a los cometas ya lo hemos realizado varias veces... La Agencia Espacial Europea (ESA) lanzó una sonda llamada Giotto en 1985 para tomar fotos de cerca del cometa Halley en marzo de 1986. La misión fue un éxito. Asimismo, los Estados Unidos lanzó una nave espacial llamada "Deep Space 1" en 1998 que voló con éxito cerca de Cometa Borrelly el 22 de septiembre de 2001. Otras dos misiones se han dirigido cerca de cometas en la última década.
  20. Una quinta nave espacial no sólo ha volado por un cometa, sino que también ha volado en la cola de un cometa capturando algunos fragmentos de la misma. La nave espacial americana, que fue llamado acertadamente, "Stardust", hizo su histórico encuentro con Cometa "Silvestre 2" el 2 de enero de 2004. El 15 de enero de 2006, regresó con éxito a la Tierra y aterrizó en el desierto de Nevada los EE.UU. Los científicos han podido ver, tocar y analizar fragmentos de un cometa de cola del cometa.
  21. En enero de 2005, la NASA lanzó otra nave espacial denominada Deep Impact, una sonda espacial que portaba un impactador. En julio de 2005, la sonda lanzó el impactador rompiendo pequeños fragmentos de un pequeño cometa llamado "Tempel 1". La sonda fotografió el impacto, ello nos ha ayudado a entender la composición y densidad de los cometas.
  22. Nuestra última parada en este recorrido por el Sistema Solar es la Nube de Oort, a gran distancia del centro de nuestro Sistema Solar. Aquí, lejos en el espacio, miles de millones de cometas se encuentran orbitando al Sol. Ninguno de ellos puede ser visto desde la Tierra. Son demasiado tenues para ser observados, incluso con nuestros mejores telescopios. Su presencia se estima, basándose en la gravedad colectiva que todos ellos producen en otros objetos del sistema solar.
  23. Para empezar nuestro viaje a la nube de Oort, haga clic aquí. Usted volverá a ser llevado a una posición fuera del plano orbital del Sistema Solar, con las órbitas de los planetas visibles. Usted está a más de 136 UA del Sol, sobre el límite exterior del cinturón Kuiper de asteroides y cometas. Sorprendentemente, la gravedad del Sol es lo suficientemente potente para atrapar y mantener a los cometas, incluso a esta gran distancia.
  24. Haz clic aquí (el tiempo está muy acelerado). A esta distancia, se tarda cientos de miles de años para que un lejano cometa de la nube de Oort complete una órbita alrededor del Sol.
  25. Vamos a ir a uno de esos cometas. Haga clic aquí. Estamos annte un congelado, aislado y solitario miembro de nuestro Sistema Solar, rotando lentamente en el espacio. Es grande, oscuro y frío. El sol está muy lejos en el lado derecho. Mueve la cámara cambiendo tu punto de vista.
  26. Haz clic aquí para observar un cometa de la nube de Oort a la deriva a gran distancia de nosotros.
  27. Para ver tu posición aquí en los extremos del Sistema Solar, haz clic aquí. Se lanzará una cámara desde tu nave, la Celestia 2, mostrando su exterior. Ella está lista para llevarte a nuevos viajes de exploración y descubrimiento. ¿Estás preparado y dispuesto a pilotarla?
 
  Autoevaluación  
  Una vez llegado a este punto, y para finalizar la actividad, realiza el siguiente test: Autoevaluación 11.  
  Libro de visitas  
  Si te ha gustado la actividad (o no) deja un mensaje en nuestro libro de visitas. Asimismo puedes indicarnos si has detectado algún tipo de error mientras la realizabas.