var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 

















 
 

9. Júpiter.

 
  Punto de partida. Júpiter.  
 
El punto de partida es ejecutar el archivo Activity4E (ojo ahora es el Activity4) situado en la carpeta local: \Archivos de programa\Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave ejecuta el archivo Sound-A4E.celx (ojo ahora es el 4E) que está situado en la carpeta \Archivos de programa\Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.
 
  1. Es el momento de dirigirnos al espacio exterior. Próxima parada… Júpiter. Para posicionarnos para un encuentro con Júpiter, haz clic aquí. Visible en la distancia estará el planeta rodeado de seis de sus mayores lunas (se han descubierto al menos 63 lunas orbitando a Júpiter).
  2. La vista que observas ahora es muy parecida a la que vio Galileo con su primitivo telescopio desde la Tierra en 1609. Galileo comprobó que Júpiter es un planeta con lunas girando a su alrededor, y no alrededor de la Tierra. Para ver estas órbitas pulsa la tecla [L] cuatro veces para acelerar el tiempo a “10,000x ” (10.000 veces más rápido) y observa durante un momento. Las lunas circunvalarán a Júpiter.
  3. Pulsa la tecla [\] para volver a “Tiempo real".
  4. Las observaciones de Galileo supusieron una explosión de descubrimientos científicos en Europa. La NASA lanzó un satélite espacial en 1989, para orbitar y explorar Júpiter, y lo llamó “Galileo” en su honor. Esta sonda alcanzó el espacio de Júpiter en 1995 y continuó el estudio del sorprendente planeta y sus muchas lunas hasta septiembre de 2003. Cuando terminó se zambulló, abrasándose, en la atmósfera de Júpiter. Para tener un encuentro espectacular en el espacio con Galileo, mientras orbita a Júpiter en el año 2001, haz clic aquí una sola vez. Ahora espera y observa. Galileo te pasará volando a 1/100 de su velocidad real (lo hemos ralentizado para que puedas verlo).
  5. Para verlo de nuevo vuelve a hacer clic aquí una sola vez. Ahora tu nave le seguirá la pista en el momento en que te pase.

    Dirijámonos a Júpiter. Haz clic aquí.


  6. Júpiter fue bautizado hace unos 2.000 años en honor de Júpiter Optimus Maximus, el dios supremo del Imperio Romano. Es uno de los cuatro planetas gaseosos gigantes; gigantescas esferas de gas, hielo líquido y roca. Posee un núcleo rocoso compuesto por todos los elementos pesados del Sistema Solar. Rodeando este núcleo hay miles de kilómetros de hidrógeno (en un 90%) en distintos estados según varía la presión y la temperatura (predominando el hidrógeno metálico a altísimas presiones y temperaturas según diversas fuentes). El hidrógeno es el elemento más ligero y más abundante en el universo. En la atmósfera exterior también predomina el hidrógeno, mezclado con helio y trazas de metano, amoniaco, azufre y agua.
  7. Júpiter no tiene una superficie sólida. Si comenzaras a descender con tu nave desde las nubes superiores hacia el centro, te encontrarías al principio con ligeras nubes de hidrógeno, helio, metano y amoniaco. Para ello haz clic aquí y espera unos segundos a que se active el vídeo. Para tener una idea de lo que sería, vamos a lanzar una sonda desde la Celestia 2 hacia la atmósfera de Júpiter. Para ello haz clic aquí. Cuando lo haga pulsa zoom para agrandar la imagen tomada por la sonda y Haz clic con el botón izquierdo dentro de la ventana arrastrando el ratón. Tendrás una idea de lo que sería estar sobre las nubes de Júpiter. Haz clic en la “X” de la ventanita para cerrar el vídeo de la sonda.
  8. Si continuaras descendiendo las nubes se volverían cada vez más y más densas y la presión de la atmósfera aumentaría cada vez más y más sobre tu nave. La nave caería tan rápida que se calentaría hasta miles de grados y comenzaría a fundirse debido a la fricción con la atmósfera, ¡como un meteoro! En cualquier momento la cubierta de la nave cedería. La densísima atmósfera exterior penetraría dentro y todo lo que hubiera en la nave, incluido tú mismo, sería aplastado. Aún así continuarías descendiendo hasta que la atmósfera exterior tuviera la consistencia de una espuma espesa, sin ser aún líquida, pero no siendo ya gaseosa. La aplastada nave se iría frenando hasta detenerse, flotando en esta sopa de hidrógeno semilíquido. Allí permanecería durante millones de años, vagando levemente arriba o abajo, engullida en la profunda masa del planeta.
  9. La Celestia 2 no puede penetrar en las capas profundas del planeta, pero podemos sumergirnos en las nubes durante un ratito. Para hacerlo haz clic aquí. Fuera de la nave los vientos aullan y retumbanfieramente. Para oirlos pulsa la tecla [2] (debes haber activado el sonido - ver arriba) en la parte de arriba del teclado para activar el micrófono externo. Escucha durante un instante.
  10. Pulsa la tecla [2] para desactivar el micrófono externo. Ahora acelera con la tecla [A] hasta una velocidad de unos 20 km/s, y elévate por encima de las nubes. Mientras lo hagas teclea una vez la [→] en en teclado númerico y tendrás el regalo para la vista del anillo de Júpiter recortando a varias de sus lunas.¡Que vista tan INCREIBLE!
  11. Cuando alcances unos 400 km de altitud pulsa la tecla [S] para detener la nave.
  12. Júpiter es el mayor planeta del Sistema Solar. Es 10 veces más ancho que la Tierra y unas 300 veces más masivo. De hecho, unas 1.300 Tierras cabrían en su volumen. A causa de estar más lejos del Sol, Júpiter se toma 11,9 años en completar una órbita a su alrededor. Júpiter también posee un giro increíblemente rápido. Completa una vuelta sobre su eje cada 9,9 horas. Esa es una velocidad ENORME. A esa velocidad la nubes exteriores vuelan en el espacio a 45.400 km/h (¡VALGAME EL CIELO!). ¿Puedes imaginar lo que le ocurriría a la Celestia 2 si intentaras llevarla a las nubes altas de Júpiter? La única manera segura de hacerlo sería entrando cuidadosamente a la misma velocidad de rotación.
  13. Observemos estas nubes. Haz clic aquí. El tiempo ha sido acelerado hasta “100x ”. Desde tu posición, en el exterior de Júpiter, observa de cerca la parte superior de su atmósfera y verás las rapidísimas y multicolores nubes arremolinándose en su recorrido. ¡Imagínalas moviéndose a esa velocidad! Mientras tanto podrás observar algunas de las 63 lunas de Júpiter y la sombra que provoca en su faz, uno de los eclipses lunares.
  14. Par ver un espectacular triple eclipse haz clic aquí, una sola vez, para posicionar a la Celestia 2. En la distancia, dos de las lunas de Júpiter arrojan sombras en su superficie nubosa. Una de ellas, la luna Io, se muestra en la distancia. La otra sombra de luna es causada por Europa, la mayor de las lunas que tienes enfrente. El Sol está detrás de ti. El tiempo está detenido. Pulsa la tecla [\] para reanudar “Tiempo real” y pulsa la tecla [L] para acelerar el tiempo hasta “100x ”. Observa el visor de tu nave. Mientras se mueve, la sombra de Europa recorrerá Júpiter y pasará tambien sobre Io en su trayectoria (un poco frecuente doble eclipse). De hecho una pequeña fracción de las sombras oscurece una tercera luna enfrente de Júpiter, Adrastea (el punto blanco en la distancia), resultando ser un auténtico triple eclipse.
  15. Haz clic aquí para posicionar la nave en vista directa hacia uno de los mayores misterios de Júpiter. Observarás la poderosa Gran Mancha Roja de Júpiter cruzando el planeta de derecha a izquierda (realmente tiene un tono naranja – mira la figura 9 más adelante). Cuando esté centrada pulsa la tecla [\] para volver a “Realtime”. La Mancha Roja es un enorme huracán que ha estado furiosamente bramando durante unos 300 años en el mismo lugar. Nadie sabe cómo se formó o por qué continúa soplando a unos 2.000 km/h. De cualquier modo es GIGANTESCO. Nuestra Tierra cabría por completo en ella y aún sobraría sitio.
  16. También debes de haber notado algo más que rodea a…algo evanescente y fantasmal. No está muy claro, Haz clic con el botón derecho y arrástralo para inclinar hacia abajo un poco el planeta. ¿Tenías idea de que Júpiter tenía uno? Nadie en la humanidad lo supo hasta 1970, cuando fue visitado por un satélite espacial llamado Voyager 1 mientras pasaba de largo a Júpiter.
  17. Lo que has descubierto es, por supuesto, un tenue Anillo. Júpiter tiene un anillo de materia rodeándolo, lo mismo que Saturno. Los anillos planetarios están formados por rocas, polvo y partículas de hielo capturados por el campo gravitacional del planeta.
  18. Preparemos una pasada al lado de Júpiter desde la posición de la figura 9. Haz clic aquí. Ahora pulsa la opción [Cockpit] para restaurar la cabina de piloto. Seguidamente pulsa la tecla [A] para arrancar. Ajusta tu velocidad entre 3.000 y 3.500 km/s y comenzarás a volar hacia el borde de Júpiter. Para ajustar la dirección pulsa las teclas [← ] o [→] en el teclado numérico y la nave virará a la izquierda o a la derecha.


  19. Intenta pasar rozando por el borde izquierdo de la anaranjada atmósfera de Júpiter, sin entrar en sus veloces nubes (recuerda lo que le ocurriría a tu nave si lo haces) Mientras te aproximas a Júpiter, observa de cerca su delgado anillo.
  20. ¡BIEN! Buen trabajo. Lo has conseguido con seguridad. Pulsa la tecla [S] para detener la nave.
  21. Veamos ahora una salida de luna espectacular. Haz clic aquí. La luna que ves es una de sus 4 grandes lunas.

  22. Júpiter tiene cuatro lunas principales.

    En la figura de la izquierda aparecen las cuatro lunas de Júpiter descubiertas por Galileo: Io, Europa, Ganímedes y Calixto.


  23. A lo largo de la historia de la humanidad nadie supo nunca que Júpiter tuviera lunas, ¡y mucho menos cuantas tenía! En 1609, Galileo Galilei usó un telescopio, inventado por él mismo, para apuntar a Júpiter y descubrir que el planeta tenía cuatro grandes lunas orbitándolo. Noche tras noche las observo hasta que completaron su círculo alrededor de Júpiter. Con el tiempo Galileo confirmó la Teoría Heliocéntrica que describe el Sistema Solar y viene a decir que el Sol es el centro de nuestro Sistema Solar y los planetas (con sus propias lunas) completan órbitas a su alrededor. Hoy día las cuatro grandes lunas que descubrió Galileo se conocen como los Satélites de Galileo.
  24. Hay muchos mundos extraños en nuestro Sistema Solar. La primera luna de Galileo, llamada Io, es uno de ellos.

    Haz clic aquí para situarte en Io. Pulsa [G].


  25. A pesar de su lejanía del Sol y su gélida temperatura, que oscila entre -140° C y -220° C, Io tiene unos 300 volcanes activos (¿los ves?). Muchos de ellos entran en erupción cada pocos meses. El color amarillo revela la presencia de silicio y azufre, y las marcas negras son cenizas volcánicas. Si pudieras oler su delgada y muy venenosa atmósfera, olería a cerilla y huevos podridos.
  26. Para ver los volcanes haz zoom con la tecla [Inicio] y acelera el tiempo hasta “1000x ”. Io está tan cerca de Júpiter que mientras completa su órbita alrededor del planeta, la gravedad de Júpiter lo deforma achatándolo lo mismo que si apretáramos una pelota de tenis con dos dedos. Al estar formado por rocas, que no de goma, el tira y afloja gravitacional provoca que las rocas de Io estén constantemente rozándose unas con otras. Si aterrizaras allí las oirías gemir y crujir. Este rozamiento genera terremotos y calor,…cantidades de calor…, debido a la fricción. Internamente Io se comba y se tensa y el calor de la fricción consigue fundir parte de las rocas. El resultado es un interior semifundido y erupciones volcánicas en la superficie… abundantes erupciones. Observa una ENORME que se delata por su tono rojizo.
  27. Para ver el volcán Pele en erupción, haga clic aquí. ¡Qué increíble escena!. Vemos la erupción de lava y azufre. Ten en cuenta que no hay suficiente gas en Io para transmitir ese sonido, por lo que todas sus erupciones se producen en silencio.
  28. De hecho solo hay tres lugares en nuestro Sistema Solar donde los volcanes están ahora mismo activos. Ellos son la Tierra, Io, y Tritón, una luna de Neptuno (que visitaremos más adelante). Y aun así, lo que dichos volcanes arrojan es muy distinto en cada caso. En el caso de la Tierra es roca fundida, lava y vapor de agua. En Io las erupciones contienen roca fundida a temperaturas altísimas, mezclada con grandes cantidades de gases sulfúricos, pero muy poquita agua. En Tritón las erupciones son de hielo muy frío; compuesto por un congelante nitrógeno líquido a una temperatura por debajo de los -200° C.
  29. La segunda luna galileana de Júpiter es incluso más fascinante. Ordenemos a la Celestia 2 ir allí. Haz clic aquí pero no muevas la luna. Pulsa [Cockpit] para ocultar la cabina.
  30. Vagando delante de ti está la espectacular Europa. ¿Observas todas esas grietas? Europa parece estar cubierta por un vasto océano de hielo y se piensa, que lo que ves, son GRANDES grietas en este océano de hielo. Bajo este hielo, a gran profundidad, algunos científicos creen que puede haber un océano líquido. Ello se debe a que Europa también se comba debido a la gravedad de Júpiter y por lo tanto tiene un interior caliente… lo suficientemente caliente para derretir el hielo en agua. ¡Y donde hay agua líquida, puede haber vida!
  31. La nave ya ha sido posicionada para un segundo regalo visual, une clipse lunar de Europa causado por otra luna. Para verlo acelera el tiempo hasta ‘10x faster’ con la tecla [L] y mira atentamente.

    Observa que aquí hay dos sombras, una exterior débil (llamada penumbra) y una interior totalmente oscura (llamada umbra).


  32. Mientras observas la sombra de eclipse de Io cubrirá casi por completo a Europa, pero luego cambiará de sentido y remitirá. Esto se debe al alineamiento (o posición) de tu nave, el Sol, Europa e Io. Si quieres teclea en la tecla [L] una vez más para acelerar el transcurso un poco más.
  33. Está siendo diseñada en la actualidad una sonda espacial para llegar hasta la superficie de Europa y penetrar en el hielo, en busca de un posible Océano Interior. En pocos años (o décadas) será lanzada hacia su objetivo.
  34. El tercer satélite galileano de Júpiter tiene voz propia en el mundillo de la fama. Haz clic aquí para situar la nave en él.
  35. Ganímedes es la mayor luna del Sistema Solar. Es casi un 50% mayor que nuestra propia luna. También está cubierta de hielo y rocas, y plagada de cráteres. Además tiene claros “canales” de agua helada. A consecuencia de que Ganímedes también se flexiona en el tira y afloja de la gravedad de Júpiter, se cree que también contiene un océano liquido bajo su superficie de hielo, aunque su océano no sería tan extenso como el de Europa.
  36. Si Ganímedes no hubiera sido capturado por la gravedad de Júpiter hace mucho tiempo, todavía estaría en órbita alrededor del Sol y no de Júpiter, y de esta manera podría ser clasificado como planeta de nuestro Sistema Solar. ¿No es curioso?
  37. A continuación nos detendremos en la última luna galileana. Haz clic aquí. Gira la luna con el botón derecho del ratón. Todas estas lunas son diferentes unas de la otras ¿no es así? Acércate con la tecla [Inicio].
  38. Calixto es una luna de tamaño medio, pero está P-L-A-G-A-D-A de cráteres. Parece que tuviera un serio problema de acné. Tiene más cráteres que ninguna otra luna del Sistema Solar. Recuerda que los cráteres son causados por los impactos de asteroides. Calixto debe de haberse encontrado en el camino de un enjambre de millones de asteroides que llegaron a alcanzarlo en el pasado lejano. Debido a que Calixto no tiene mucho hielo en su superficie, sus cráteres no se han rellenado de hielo, polvo o material de erosión.
  39. Los satélites espaciales Voyager y Galileo descubrieron que Júpiter tenía en realidad 63 lunas. Muchas son pequeñas y orbitan al planeta en un ancho rango de posiciones. Todas están formadas por rocas y hielo, y probablemente son asteroides capturados o cometas que se acercaron demasiado a Júpiter durante la formación del Sistema Solar, quedando atrapados por la gravedad del planeta. De tiempo en tiempo otro asteroide puede ser capturado, en su viaje alrededor del Sol, por la gravedad de Júpiter y convertirse en otra de sus lunas.
  40. Antes de abandonar el espacio de Júpiter, vamos a hacer una parada en una de esas pequeñas lunas, en Metis. Haz clic aquí. Es la luna más cercana a Júpiter. De hecho, está incrustada en su tenue anillo.
 
  Autoevaluación  
  Una vez llegado a este punto, y antes de seguir con la actividad, realiza el siguiente test: Autoevaluación 8 .