var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : " http://www."); document.write("\ var pageTracker = _gat._getTracker("UA-3222485-1"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 
















 
 

2. En el corazón de la Vía Láctea.

 
Punto de partida: nuestro Sol visto desde 30 u.a.  
El punto de partida es ejecutar (doble clic) el archivo Activity6 situado en la carpeta local: \Archivos de programa\Celestia160-ED\Activity_cels\. Si quieres activar los sistemas de la nave ejecuta el archivo Sound-A6.celx que está situado en la carpeta \Archivos de programa\Celestia160-ED\scripts\ y oirás los motores de Celestia. Si no has cortado la actividad no es necesario ejecutar estos archivos sino continuar con el punto siguiente.
NOTA IMPORTANTE: Si alguna vez tienes que interrumpir esta 1ª Parte del viaje con Celestia cerrando el programa, DEBERÁS ejecutar el archivo Activity6 que se encuentra en la que carpeta que se indica más arriba para reiniciar la actividad y abrir el script Sound-A6.celx para reactivar el sistema de sonidos de tu nave. Luego dirígete a la página de este documento donde lo dejaste anteriormente y haz clic en el enlace anterior más próximo a dicho párrafo (los enlaces siempre estarán resaltados con un círculo rojo animado).
  1. Apague la cámara, y vuelva al interior de la nave, pulsando aquí una vez. Estará observando desde la ventanilla frontal, con el Sol reflejado en la misma. Las luces internas de la nave están apagadas para poder ver mejor. Los potentes motores de la nave, también están apagados de momento. No hay ruido ni movimiento en la nave. Fuera de la nave, todo está tranquilo. En el espacio no hay aire ni atmósfera. El sonido requiere un medio material a través del cual desplazarse, por lo que si no hay aire, los sonidos no pueden transmitirse. También hace un frío increíble fuera de la nave. La temperatura del espacio profundo está situada, más o menos, en alrededor de -260°C.
  2. Revisemos los indicadores de la nave. Para ello pulse la tecla [V] para restaurar la visualización de los textos. En la esquina superior derecha, se pueden ver los indicadores de fecha y hora. Debajo de ellos, se ve el literal “Rate: 1x”, que indica que el transcurso del tiempo está a tiempo real, por el momento. En Celestia, en ocasiones puede ser de ayuda acelerar o retardar el transcurso del tiempo para poder captar mejor los conceptos que se exponen.
  3. En el espacio, las estrellas y planetas están a considerables distancias, y su movimiento toma un elevado coste en tiempo, incluso la rotación. Puesto que no disponemos de todo ese tiempo, necesitaremos acelerar el tiempo en algunas ocasiones. Para ello, regresemos a Celestia y pulsaremos la tecla [L]. La pantalla, en la esquina superior derecha cambiará para mostrar, “10x faster”. Al pulsar de nuevo [L], cambiará a “100x faster”. Para decelerar la velocidad del transcurso del tiempo, pulsar la tecla [K]. Un regreso rápido a la situación de Real time, se consigue pulsando de nuevo la tecla [\].
  4. En la esquina superior izquierda de la pantalla se mostrará el texto, “Celestia 2”. Esto indica que nuestra nave es el objetivo de la cámara del ordenador. En unos momentos comenzaremos nuestro viaje al mando de la Celestia 2 para observar algún otro objeto. Una vez hagamos esto, el nombre de dicho objeto aparecerá en la posición indicada en lugar del actual.
  5. En la esquina inferior izquierda se muestra la velocidad de la nave. Ahora mismo estamos parados, por lo que la velocidad mostrada es 0.000 m/s (metros por segundo). Más tarde, aceleraremos a velocidades verdaderamente elevadas, y este indicador cambiará.
  6. ¿Qué son las estrellas? ¿De dónde proceden? ¿Cómo se forman? ¿Desde cuándo existen? ¿Tienen un final? Si es así, ¿qué ocurre entonces? ¿Cuál es la relación que tienen las estrellas con nosotros? Estas cuestiones son verdaderamente interesantes. A lo largo de nuestra Historia, no hemos sabido sus respuestas. Por supuesto, hubo mucha gente deseosa de conocerlas, pero en la mayor parte de los casos, encontraban respuestas equivocadas. Por ejemplo, la mayoría de los seres humanos, durante siglos, han creído que las estrellas eran fuegos encendidos en el cielo, cerca de la Tierra, por algún Dios.
  7. Al comienzo del siglo XVI, las cosas comenzaron a cambiar. Pensadores e inventores en Europa, como Copérnico, Tycho Brahe, Galileo, Kepler, Messier, Cassini y Newton comenzaron a utilizar telescopios, herramientas e ideas que, por primera vez, nos ofrecieron una nueva visión en la oscuridad del espacio. Comenzó, entonces, un largo proceso de descubrimientos que continua, hoy día, con la moderna ciencia de la Astronomía. Literalmente, cientos de miles de hombres y mujeres a lo largo del mundo estudian el espacio en detalle, y agencias gubernamentales, tales como la NASA y la Agencia Europea del Espacio (ESA) están dedicadas a la ciencia espacial. Miles de millones de euros se invierten cada año en investigaciones. Estos hombres y mujeres han desarrollado poderosos telescopios, y han lanzado cientos de satélites espaciales para permitirnos ver muy lejos en el Cosmos, detectar detalles de galaxias, estrellas y planetas. Con todas estas herramientas, hemos hecho extraordinarios progresos para desentrañar el misterio de la procedencia de las estrellas, cómo se forman y cuál es su ciclo de vida. Creemos que será bastante interesante lo que hemos encontrado. Comenzaremos nuestra historia enviando nuestra nave en un viaje a un lugar donde las estrellas están naciendo actualmente: ¿estamos preparados?