var gaJsHost = ((https: == document.location.protocol) ? https://ssl. : http://www.); document.write(\\\/script ); var pageTracker = _gat._getTracker(UA-3222485-1); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();

 
cele
add
ima vide dida enla tall acti visi
 











 
 

8. Neptuno.

 
 

Punto de partida: llegada de la Voyager 2 a Neptuno.

 
 
  1. Haz clic aquí.
  2. La sonda logra el máximo aproximamiento a Neptuno el 25 de agosto de 1989.
  3. Neptuno es el último gigante gaseoso, de unos 49.500 km de diámetro. Un día en Neptuno dura 16 horas y 6 minutos, y un año 163 años y 9 meses terrestres.
  4. Poco a poco el punto reluciente de Neptuno se convierte en un círculo azul intenso. Observa que una de sus lunas, Tritón, gira en sentido retrógrado al resto. Desactiva las etiquetas de las lunas pulsando la tecla M. Disfruta con el acercamiento de la sonda a Neptuno. Recuerda que pulsando la tecla K puedes frenar el tiempo y mirarlo todo con más calma.
  5. Ya se ven los anillos de Neptuno y las nubes. Puedes ver una gran mancha oscura, un huracán del tamaño de la Tierra parecida a la mancha roja de Júpiter. Cógete a la silla y respira hondo, porque pasaremos a menos de 5.000 km de altitud...
  6. Pulsa aquí. La sonda descubrió que el planeta tenía en su atmósfera una gran mancha oscura, si bien ésta podría haber desaparecido, según muestran las imágenes actuales del telescopio Hubble. Originalmente se pensó que podría ser una gran nube, aunque posteriormente se postuló que era un agujero en la capa de nubes que cubren el planeta.
  7. Pese a encontrarse en los límites exteriores del sistema solar, donde las radiaciones solares son más débiles, Neptuno desafió a los científicos mostrando unos fuertes vientos. Una posible explicación es que, cuanto menos luz solar se reciba, menos energía habrá para alterar los vientos.
  8. Tritón, del que ya hemos hablado, es el más grande de los ocho satélites conocidos. Tiene más de 2.700 km de diámetro, gira en sentido retrógrado, como ya hemos dicho, y presenta restos de actividad geológica importante. La Voyager 2 fotografió erupciones parecidas a géiseres de nitrógeno gaseoso y polvo de varios kilómetros. Esta y otras características, como por ejemplo su elevada densidad, hace que sea objeto de estudio de los científicos por su rareza en comparación con otros satélites de hielo Haz clic aquí para ver el paso por Tritón.
  9. Aquí acaban las visitas de la Voyager 2 a los gigantes gaseosos. La nave continuó su viaje con un rumbo de unos 48° por debajo del plano de la eclíptica, y una velocidad de unos 470 millones de kilómetros por año, unos 17 km/s. Vamos a ver por dónde para.
  10. Haz clic aquí para ver como nos alejamos de Neptuno. Pulsa [O] para mostrar las órbitas y [P] para mostrar las etiquetas de los planetas, esto nos ayudará a situarnos a medida que nos alejamos.
  11. Pulsa L varias veces para seleccionar el tiempo a 1000000x . La órbita de Neptuno aparece roja porque es la selección actual. Observa cómo aumenta muy rápidamente la distancia.
  12. Por la parte superior veremos aparecer la órbita de Plutón cuándo estemos a unas 10 ua, no obstante Plutón no se ve. A las 20 ua se empieza a ver por la parte inferior la órbita de Urano, y pronto aparece también el planeta.
  13. Pasadas las 30 ua se empiezan a ver el resto de órbitas, cada vez más juntas. Saturno, Júpiter, Marte, la Tierra. Puede que las de Venus y Mercurio no se vean porque son muy pequeñas vistas desde aquí y no se dibujan por eso. Y en el centro de todas las órbitas aparece el Sol cuando ya estamos a casi 50 ua de Neptuno.
  14. En este momento, cuando ya se ve el Sol, pulsa H para seleccionar el Sol, y [:] para bloquear la vista conjunta de la Voyager 2 y el Sol.
  15. Observa la fecha y pulsa Alt Gr+ \ para volver al tiempo real, Real time, cuando la fecha sea la actual. Haz clic con el botón derecho del ratón y arrástralo por la pantalla para situar el Sol un poco más centrado. Haz clic aquí para ver la posición de la Voyager 2 el día 12 de septiembre de 2010, fecha en que terminé la revisión de esta actividad.
  16. Pulsa G para ir junto a la sonda. Realmente estamos muy lejos. A más de 93 ua, es decir, 93 veces la distancia de la Tierra al Sol, o bien, 13.950 millones de kilómetros. Pulsa 3 para seleccionar la Tierra. Podrás saber a que distancia está de nosotros.
  17. Pulsa O para esconder las órbitas y P para esconder las etiquetas de los planetas. Observa el espacio vacío. El Sol es una estrella con un diámetro aparente no mucho mayor que el de Saturno los días que más luce. De los planetas sólo los cuatro gigantes se verían con un telescopio muy potente. Observar Júpiter y Saturno seria como observar Neptuno desde la Tierra. Urano y Neptuno todavía se ven más pequeños. Y del resto ni hablar.
  18. Haz clic aquí para vez la situación actual de las voyager y hacia donde se dirigen, marcado en el centro se encuentra el Sol. Puedes ver que la Voyager 1 está mucho más lejos del Sol que la Voyager 2. De hecho es el objeto creado por el hombre que más alejado del Sol se encuentra a casi 16.000 millones de kilómetros y pronto llegará a los confines de nuestro sistema solar.
  19. Las Voyager tienen una vida estimada de unos 20 años más, hasta que sus fuentes de energía radiactivas no puedan suministrar más energía a los sistemas críticos. Ve al menú Set time... y cambia el año a 2024. Pulsa G para ir junto a la sonda. Estamos a 125 ua del Sol, puede ser que en este punto acabará definitivamente la misión pues ya no transmitirán más datos.
  20. Aún cuando agoten la energía, las sondas seguirán vagando por el espacio interestelar de la Vía Láctea sin que nada las detenga (salvo que una catástrofe gravitacional las hagan chocar contra algún cuerpo celeste, cosa bastante improbable). Las sondas llevan en su interior un mensaje del planeta Tierra que, quien sabe, alguien podría encontrar y descifrar.